Hace cuatro años comenzamos con una lluvia de ideas para un proyecto ilusionante y decidimos que queríamos poner en marcha un Coespacio que fuera lugar de encuentro y trabajo de emprendedores, comerciantes y autónomos.

Una vez reunido con técnicos y asesores plasmamos en un documento el proyecto y comenzamos las primeras reuniones con la empresa municipal de la vivienda para buscar un sitio físico en nuestro barrio, una vez pasado los trámites burocráticos adquirimos un local en régimen de alquiler y con unas condiciones acordes a nuestras posibilidades.

Posteriormente mantuvimos reuniones con la delegación de comercio a la que solicitamos una subvención nominativa para llevar a cabo el proyecto cofinanciado por parte de nuestra organización. Después de muchas reuniones así como varias modificaciones al proyecto inicial hasta adaptarse a la legalidad vigente conseguimos que nuestro proyecto después de mucho esfuerzo fuera una realidad que en abril comenzó a dar sus primeros pasos.